Nota previa:
Se avisa al lector de que no debe buscar el encaje de este post en la historia que venimos narrando. Es esta una entrada especial y excepcional que en nada coincide con el hilo temporal o lógico de la historia.

Cuarentena

Día 5 de la cuarentena: son ya tres meses sin echar un polvo.

Jajaja, no puedo parar de reírme. Es de lo mejor que me han mandado ¡Y mira que me han mandado cosas. Que pensaba yo que me iba a aburrir estos días y no me da tiempo a leer todos los WhatsApp que recibo! ¡Si tengo que cargar el teléfono dos veces al día!

Este se lo mando a Patricia, que con la lengua que tiene, nos da para un buen rato de risas.

Ya está. A ver qué burrada me suelta…

¡Uy! Tanto la ha impactado que me llama.

Hola Pati. Ya sabía yo que este te iba a gustar.

Hola Marga. No te llamo por eso. Acabo de hablar con Olga, que llevaba días sin hablar con ella. Resulta que falleció su padre. Se puso malo, y como tenía EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), pues el pobre no lo superó ni en la UCI.

¡Ostras Patricia! ¡Qué horror! ¿Cómo está ella y cómo está su madre? Me acabas de dejar planchada. ¿Cuándo fue?

Pues según me dice, anteayer. Parece que ha sido muy duro, casi sin poder hacer velatorio, ella y su madre solas. Claro en estas circunstancias… ¿quién va a un entierro?

Lo mejor será que la llames. La pobre anda muy perdida y quiere ver si Luis la puede ayudar.

Vale Patricia, enseguida la llamo.

¡Menuda bofetada me acaba de dar la puñetera realidad! Yo tomándome a coña esto del coronavirus, pero…

A ver, Marga, céntrate. Lo mejor va a ser avisar a Luis, hablar con Olga y que hablen entre ellos.

… y minutos mas tarde…

Hola Olga, soy Luis. Ya me ha contado Marga. Lo siento muchísimo. Te acompaño en el sentimiento. ¿Qué tal estáis?

Pues hechas polvo. Te puedes imaginar. Pero es que, además, en estos días tan raros… es que no tenemos nada de información. No sabemos si tenemos que hacer algo o hay que esperar a que todo pase… ¡puff un lío!

Te entiendo Olga. Estamos todos muy perdidos, pero, además, si se junta el fallecimiento de un padre…

Pero bueno, vamos a ver si podemos poner orden.

Cómo actuar ante el fallecimiento de un familiar en estado de alerta

Normalmente, durante los primeros días después de un fallecimiento poco o nada hay que hacer, salvo los trámites funerarios. Hasta que no te envíen el certificado de defunción, que suele tardar dos o tres días no puedes hacer ningún trámite.

Ese certificado te lo mandará la funeraria.

Después, hasta pasados 15 días del fallecimiento no se puede ir a por el certificado de últimas voluntades

Luis, perdona, pero, tal y como están las cosas ¿Tengo que ir yo a por ese certificado, no me lo mandan?

Olga, ya te he dicho que eso será dentro de 15 días, y si, se puede tramitar telemáticamente. Pero espero que dentro de dos semanas ya podamos hacer las cosas presencialmente si queremos y podemos (que, la verdad, ahora mismo no sé si ha cerrado o no). Pero vamos, lo que te quiero decir, es que no tienes prisa por hacer nada. Ahora no hay nada urgente y, si hubiera algún plazo, ten en cuenta que han sido suspendidos mientras dura el estado de alarma.

Vale, por un lado me tranquilizas, pero Luis, me surge otra duda ¿entonces tampoco voy a poder tramitar la pensión de viudedad de mi madre? Yo no había caído en el tema, pero la pobre ahora, parte de su intranquilidad, es por la pensión. Ella no cobra nada, y tiene esa incertidumbre. Yo la he dicho que ya la ayudaré yo, pero la verdad es que me he gastado un dineral en el entierro, que mi padre no tenía seguro.

Mira, Olga, por la pensión no te preocupes. Para eso tienes que ir a la Seguridad Social y llevar el certificado de defunción, el de matrimonio, fotocopias de los DNI, libro de familia y número de la cuenta bancaria. Te lo tramitan rápido.

El problema creo que es conseguir la cita previa, que salen muy pocas. Lo puedes gestionar por internet o puedes acudir a un gestor administrativo. Luego te paso el enlace de uno, que si tenéis firma electrónica te lo hace todo on line.

Y, por lo demás, ya te he dicho, poco a poco. Nosotros en el despacho seguimos trabajando (desde casa), pero Maca, mi compañera, te puede ayudar con todos los trámites. Si te parece bien, le digo que te llame para ir preparando el resto de los trámites.

Gracias Luis, me dejas más tranquila. Que me llame.

De nada Olga. Cuida de tu madre en estos días y me avisas para cualquier cosa que necesites.

Nota final:
El país está en cuarentena, y es importante quedarse en casa. Hay veces que la fuerza mayor nos obliga a salir, pero la mayoría de trámites legales os administrativos tienen los plazos suspendidos mientras dure el estado de alarma. Por internet se pueden hacer muchas de las gestiones y existen profesionales que pueden ayudar a evitar desplazamientos.