Poder notarial en el consulado

Mensajes de whatsapp

Marga a su hermana: ¡Hola guapa! ¿Cómo va todo? ¿Al final vas a poder venir a la firma en la notaría?

 

La hermana a Marga: ¡Hola! Pues todavía no lo sé. Andamos con mucho lío de trabajo. Me apetece mucho ir y veros a todos, pero andan difíciles las cosas.

 

Marga: Joe tía! Que tenemos que firmar ya… Hemos mandado todo a la notaría y nos quieren dar fecha…

 

La hermana: Bueno espero poder saber algo mañana, ya te diré.
Otra cosa… 😱  ¿¿¡¡Qué me dicen que te has echado novio!!?? Cuéntame 😉

 

Marga: Ya, si los cotilleos vuelan, pero ahora estamos a lo que estamos. Si no vas a venir es muy urgente que nos mandes el poder.

 

La hermana: ¡Jo tía! No sea aburrida, venga, cuéntame. ¿Cómo ha sido eso de enrollarte con el primo Paco? ¿Vais tan en serio como dice mamá?
💭 ¡Joder con mi madre! Es peor que esos de Sálvame. Ahora me va a tocar dar una rueda de prensa.
Marga: ¿Si te prometo contártelo luego me haces caso un rato con lo del poder? 🙏

 

La hermana: Vale, pero lo prometido es deuda. ¿Qué quieres decirme con lo del poder?

 

Marga: Mira, mañana, si te confirman que no vas a poder venir, pides cita en el consulado. Ahora te mandaré un documento que me han dado donde explica lo que tienes que firmar. Parece que te lo pueden entregar en el acto. Según te lo den, lo mandas por mensajería urgente al despacho de Luis. Te paso por correo la dirección. Y si puedes lo escaneas y se lo adelantas por mail.

 

La hermana: Vale, entendidas las instrucciones. Pero, ¿qué es eso que tengo que firmar tan urgente?

 

Marga: Ya te lo he explicado un par de veces. Nos das un poder notarial para poder firmar la herencia, pagar los impuestos, hacer las gestiones en los bancos y las aseguradoras y para luego vender los bienes.

 

La hermana: ¿Poder notarial? ¡¡Pero si me mandas a firmarlo al consulado español!!

 

Marga: Pues sí, hija, se llama así. Parece que los poderes notariales en el extranjero los hacen en los consulados.

 

La hermana: ¿Y con ese poder vas a poder hacer todo en mi nombre?

 

Marga: Todo no. Solo lo referido a la herencia. Y además, no soy yo la única que te representa. Tenemos que firmar mamá y yo en tu nombre. Se llama poder mancomunado. Ahora, si no te fías de mamá y de mí, le das el poder a quién te dé la gana o te vienes a España a firmar…

 

La hermana: No te cabrees hermanita. Solo quiero saber lo que voy a firmar y para que sirve. No te preocupes, que si no puedo ir, mañana mismo hago la gestión. Ahora, lo prometido es deuda, venga empieza a largar…

 

Marga: ¡Joe! Qué pesaos sois todos. Ni que fuera la primera en echarme pareja en este mundo…

 

La hermana: Entiende nuestra curiosidad. Parecías ya la soltera de oro y vas y te enrollas con el primo Paco. ¡Es muy fuerte!

 

Marga: ¿Sabes lo que te digo? Que he prometido contártelo, pero no he dicho cuando. Vente a Madrid a firmar y te enteras de todo. Que yo, para hablar ciertas cosas, necesito tener una cara a la que mirar y una caña en la mano….

 

La hermana: No tienes palabra y eres una mala hermana.

 

Marga: Solo te estoy motivando para que vengas jejeje.

 

La hermana: Si voy no te pienso dirigir la palabra. Que lo sepas. 👋 😢

 

Marga: Adiós cotilla.

 

Poder notarial en el consulado2020-07-30T11:42:35+00:00

Esto es un lío de herencia… ¿o de amores?

Marga: “Oye, que bien se está en esta terracita tuya. Aquí al solecito de primavera, recostado uno sobre otro. ¡Es una gozada!”

Paco, distraído, sin levantar los ojos de la hoja de excel que está repasando en su tablet: “Sí, sí, Marga. Una tarde muy agradable.”

Marga: “Podría pasarme así la vida entera.”

Paco, notando un cierto dolor de riñones por la postura forzada: “Bueno, la vida entera, no sé…”

💭 Marga piensa para sí misma: ¡Uy! ¿Qué le pasa a este ahora? ¿Qué he dicho? Tampoco es que yo quiera que me proponga matrimonio. Lo de la vida entera es una forma de hablar.

💭 Paco pensando para sí mismo: La vida entera en esta postura no aguanto, pero se ve tan cómoda a Marga… En fin, voy a seguir un rato a ver si logro entender este lío de la herencia.

Marga: “Chico, lo de la vida entera es una forma de hablar…”

Paco: “Marga, ¿hace cuánto que falleció el tío Marciano? ¿Han pasado solo 5 meses? Creo que esto se me está haciendo muy largo. Sí, perdona, ya he visto la fecha de defunción; llevamos 5 meses tú y yo con este tema…»

💭 Marga para sí misma: Si bueno, cinco meses desde que, digamos, nos reencontramos. Pero enrollados ni dos semanas, no creo que sea para que se te haga tan largo. Vamos, que yo no he tenido tiempo de plantearme si vamos en serio o no y a ti ya se te está haciendo largo.

Vale, yo creí que estábamos a gusto los dos y que podíamos tirar para adelante, a ver dónde nos lleva este rollo. No es que yo, a estas alturas, busque una relación formal, pero ya tenemos una edad para no andar tonteando. Y las cosas nos van bien…

💭 Paco para sí mismo: A ver, si hace 5 meses que falleció el tío Marciano, es que nos queda un mes para pagar los impuestos. Pero antes hay que firmar la escritura de aceptación de la herencia. Para eso tenemos que reunir a todos los herederos y no va a ser fácil. No sé si la hermana de Marga al final mandará un poder… Y lo del lío de Carlitos, que no sé si hay que hacerlo antes o después. ¡Anda que… menudo jaleo!, además de ser incapaz, te ponen más problemas legales…

Paco: “Esto de tener hijos es un lío, sobre todo, si, por desgracia, te sale con una incapacidad…”

Marga: “Eeh, pues sí…”

💭 Marga para sí misma: ¿Quién ha hablado de niños? Este pobre se está pensando lo que no es. Vale que no me importaría tener un hijo, pero todavía no me había planteado nada con Paco. ¿Va a ser que le estoy presionando mucho sin darme cuenta?

Marga: “¿Paco te sientes presionado?»

Paco: “Pues la verdad es que ahora mismo sí. Todo esto es nuevo para mí. Son muchas cosas a las que enfrentarse.”

💭 Paco para sí mismo: Yo creo que Marga no es muy consciente de todo lo que queda. De lo contrario, supongo que también estaría presionada. Tenemos que recibir el poder de su hermana desde Francia para aceptar la herencia, buscar fecha para ir al notario, nos tienen que dar el borrador de los impuestos, llevarlo al banco y a la aseguradora para que nos liberen los fondos y liquidar los impuestos. Para todo esto nos falta un mes, solo un mes.

Paco: “Un mes no es mucho tiempo, pasa muy rápido.”

Marga: “Pues depende de las circunstancias.”

💭 Marga para sí misma: Definitivamente le he presionado demasiado. Si es que, cuando un tío me gusta, lo doy todo. No pienso que él puede ir a una velocidad diferente a la mía. Siempre meto la pata igual.

Marga: “Paco, cada uno tiene su ritmo. Solo es cuestión de acompasarse.”

💭 Paco para sí mismo: En un mes tenemos ese tema terminado por narices, no hay más plazo. Pero después toca el trámite judicial de la aprobación de la herencia de Carlitos, y luego, por lo que nos ha dicho Maca, pedir permiso al juez para vender los bienes. Entre seis meses y un año para lograr estar vendiendo todo. No veo que me vaya a dar tiempo de aprovechar la caída de precio de los pisos. De aquí a un año seguro que están volviendo a subir. Sin el dinero de la herencia no me llega para la entrada. Veo que nunca voy a tener posibilidades de comprarme un piso en Madrid, con la ilusión que me hace.

Paco: “Tal y como están las cosas, no me veo viviendo en Madrid. Es todo muy complicado.”

💭 Marga para sí misma: Está claro, me he pasado. Ni se plantea que nos vayamos a vivir juntos. A mi me encantaría. Quizás le he agobiado demasiado. Lo mejor va a ser dejarlo todo claro. Yo estoy dispuesta a ir más despacio. Pensaba que estábamos bien, pero si él está mal, mejor dejarlo ya, antes de hacernos daño. Por lo que veo él lo tiene claro; mejor cortar por lo sano…

Marga: “Paco, yo creo que ha llegado la hora de que tomemos una determinación. Mi postura no es nada cómoda. Yo quiero seguir, pero no te veo bien a ti.

Paco: “Pues mira Marga, yo estoy un poco igual. No te decía nada al verte tan cómoda a ti, pero la verdad es que me estaba destrozando los riñones ahí sentado. ¿Nos vamos a dar un paseíto romántico, que tengo muchas ganas de achucharte a la sombra de un árbol?»

Esto es un lío de herencia… ¿o de amores?2020-07-13T12:57:20+00:00

El cálculo de la herencia, ¿cuánto dinero le toca a cada primo?

📞 Llamada de Patricia a Marga

Patricia: A ver Marga, bonita, que o estoy yo muy dormida o no entiendo nada de tu mensaje. ¿Me dices que estás encerrada en tu cuarto de baño? ¿Que está Paco en tu casa? Pero, ¿te ha hecho algo? ¿Tienes miedo? ¿Llamo a la policía?

Marga: No, no, tía. No es eso. Joder, a ver cómo te lo explico… Al revés, todo va cojonudo… bueno no, es horrible…

Patricia: A ver maja, aclárate. ¿Es cojonudo o es horrible?

Marga: Quiero decir que no ha pasado nada malo. Pero me da un corte horrible.

Patricia: Ya. Vamos, que habéis echado un polvo por fin, pero lo que te raya es amanecer junto a tu primo segundo o tercero… que además te gusta de verdad…

Marga: ¡Joder! ¿tan transparente soy?

Patricia: Cristalina. Anda bonita, sal de ese cuarto de baño y atiende a tu amado como lo más normal, sabiendo lo que sé de él, estará tan cortado como tú. Y, lo que es peor, conociéndoos, el pobre tendrá una resaca horrible. Seguro que para terminar enrollados os tuvisteis que beber hasta el agua de los floreros…

El despertar: churros, resaca y… ¿lío de primos?

Toc, toc (Paco golpea la puerta del cuarto de baño)

Paco: «Marga, ¿estas bien? He preparado algo de desayuno, espero que no te moleste. Como tardabas, he bajado a la churrería y he traído churros y chocolate. ¿Te parece bien?»

¡Churros, que delicia! ¿Cómo sabrá este tío que me pirran los churros? ¡Lo mejor para una resaca!

Marga: «Perfecto Paco. Salgo enseguida.»

📞 Marga: Patricia, te llamo luego.

📞 Patricia: No dejes de hacerlo, que me muero de curiosidad.

Paco:  «¿Ya has salido? Como no sabía dónde sueles desayunar se me ha ocurrido que el balcón es un buen sitio, y he puesto la mesa allí.»

Marga: «Perfecto, perfecto. Muchos fines de semana desayuno allí. ¡Que hambre tengo! ¿Empezamos?»

Paco: «Sí, claro, yo también tengo hambre, y un cierto dolor de cabeza. Por cierto, sobre lo de anoche…»

¡Glups! No fastidies Paco… Con lo bien que vamos, no me montes una escenita sobre la trascendencia o intrascendencia de habernos enrollado. ¡No me apetece nada ahora!

Paco: «… La verdad es que no tengo nada claro todavía ni cuanto vamos a pagar de impuestos, ni cuanto dinero nos puede quedar a nosotros de la herencia y, lo mas importante, cómo vamos a pagar todos esos gastos, ¿tú has logrado enterarte de algo?»

Anda que… ¡Seré peliculera!

Marga: «Pues mira, sí me he enterado. Se lo pregunté abiertamente a Maca. Yo tenía las mismas dudas.»

Paco: «Pues, por favor, ponme al día.»

Marga: «Sí, pero tengo que mirar la Tablet, me hice un Excel  porque el asunto es un lío.»

«Mira, a valor de mercado, la herencia asciende a 1.802.600 € aproximadamente. Haciendo unos cálculos mas o menos realistas del precio al que se pueden vender los bienes.»

«Entre impuestos, gastos, notarios, registros y demás cosas que tenemos que pagar, se nos pueden ir unos 740.000 €, aunque será algo más. Así que calcula que nos repartimos entre los siete un millón de Euros. Con lo que cada uno tocaríamos a algo menos de 150.000 € después de pagar los impuestos. Siempre, claro, que logremos vender todo al precio que calculamos. Y si logramos venderlo por encima de ese precio, tendremos que pagar en renta por la diferencia.»

¡Mira que carita se le ha puesto! Está flipando.

Paco: «No está nada mal. Ese dinero me va a venir muy bien, joba con el tío Marciano. ¡Menudo favor me hace!»

«Pero, espera. ¡740.000€ en gastos! ¿y eso se supone que lo tenemos que pagar antes de poder vender? Yo no sé tú, pero yo no tengo los 100.000€ que me toca poner. ¿De dónde se supone que uno saca el dinero para pagar eso?»

Marga: «Ya, pues ese es el lío Paco. Al principio Maca me había dicho que una solución era no liquidar el impuesto de sucesiones, pagar solo los de plusvalía (que ya son una pasta) y pedir a la Administración que nos liquiden ellos el impuesto. Parece ser que tardan un tiempo en hacerlo y mientras, nosotros, tratar de vender antes de que nos hagan pagar. Pero claro, al estar Carlitos incapacitado, hay que pedir permiso al juez para poder vender los bienes. Lo mismo no nos da tiempo…»

Paco: «Intuyo que me vas a dar otra solución Marga, o me da un infarto…»

Marga: «Bueno tranquilo. La solución me la diste tu hace tiempo. ¿Recuerdas que me dijiste que las aseguradoras nos podían adelantar el dinero? A mi se me había olvidado esa historia, pero Maca ya ha hablado con ellas y no solo nos lo adelantan, si no que además parece que habrá suficiente entre ese dinero y lo que hay en los bancos para pagar todos los impuestos. Lo malo es que nos vamos a quedar sin efectivo y si tardamos en vender habrá que poner dinero para ir pagando los gastos.»

Paco: «¡Coño, una buena noticia! Me tenías asustado con todo esto. Menos mal que empiezo a ver que de todo este lío vamos a sacar algo bueno. Y, por cierto, menos mal que hemos contratado a alguien para que se ocupe. ¿Te acuerdas cuando pretendíamos hacerlo solos tú y yo?  Nos hubiéramos vuelto locos con esta herencia.»

El cálculo de la herencia, ¿cuánto dinero le toca a cada primo?2020-07-01T07:09:16+00:00

El presupuesto y la elección del despacho

Hola Paco. No llego muy tarde, ¿verdad?

Perdona, pero es que me ha pillado mi madre al teléfono y me ha tenido una hora… Se ha hecho una paja mental con lo que le ha contado no sé quién, y se creía que yo estaba proponiendo no vender los bienes del tío Marciano… en fin, la edad…

Uy, pues si que mola este restaurantito… ¡Vamos! Que tenga que venir Paco desde Segovia a descubrirme sitios así en mi barrio… ¿Cómo lo conocerá él?

Hola Marga. No te preocupes acabo de llegar.

Él siempre tan galante. Si llevará aquí media hora, el pobre. Por cierto, galante y elegante ¡Qué bien le queda esa camisa con cuello mao!

Veo que ya has pedido vino, y además un rosado fresquito ¡Qué bien! Ponme un poco que vengo sedienta.

Oye, me encanta este sitio, no lo conocía. ¿Qué se come aquí?

Pues mira, es la primera vez que vengo. Me he arriesgado con un experimento. Parece que es un sitio de fusión de comida asiática y gaditana. Vamos a ver que tal sale…

Tras unos suculentos platos de saam de ortiguillas, gyozas de carrilera y curry tipi de Raya, regado todo con una botella entera de vino y mientras comparten una tarta de zanahorias, unas copitas de Pedro Ximenez y unos cafés…

El análisis de presupuesto

Bueno Marga, ¿pudiste ver los correos que te pasé con los presupuestos de la gestoría de Segovia y la compañía de seguros? La verdad es que no son muy diferentes, pese a que la compañía de seguros dice que no cobra honorarios.

La gestoría nos ha desglosado todo muy bien y muy claro. La aseguradora nos da solo un coste global. Pero las dos, por lo que he podido ver, nos hacen la liquidación con los valores de la comunidad autónoma. No veo que nos digan nada de poder jugar con los valores de mercado y todo ese tema que nos dice Maca. Yo, a priori, si no hay mucha diferencia de precio, creo que es mejor ir con el despacho de Luis. Son los únicos que se han preocupado de darnos información sobre cómo pagar menos en impuestos de manera global. ¿Sabemos ya algo de su presupuesto?

Paco, tío, primero me emborrachas y luego me sacas estos temas tan serios… Esto no puede ser… a mi lo que me apetece, con esta noche tan buena, es salir a una terraza y tomarme un gin tonic, y eso que soy más de ron…

Marga, céntrate, que te dispersas… Hemos venido a decidir lo del presupuesto.

Pues sí, ya tenemos el presupuesto del despacho de Luis. Está muy detalladito, desglosado, tanto que es un poco lioso. Lo he intentado comparar con los que tú me has pasado y el problema es que no son homogéneos. Luis nos da presupuesto por hacer el trámite normal de la herencia, por el tema de los bancos alemanes y por lo de Carlitos, que al final parece que es mejor que se ocupen ellos. Los de la aseguradora no dicen nada de los trámites que van a hacer, así que no sabemos si incluyen algo de eso. Y los de la gestoría solo nos dicen que minutarán aparte el tema de los bancos alemanes y que por lo de Carlitos nos pasarán el presupuesto del abogado.

El despacho de Luis, además nos dice ya lo que cobraran por hacer los trámites posteriores para poder vender, pues al estar Carlitos incapacitado parece que hay que pedir permiso al juez. En cuanto a los honorarios, tenemos claro lo que nos cobra la gestoría y lo que nos cobra el despacho de Luis. La gestoría es algo mas barato, son 2.000€ y el despacho de Luis son 2.500€. Pero como dices tú, Maca ya nos está haciendo cálculos fiscales y proponiendo alternativas para el pago que la gestoría no nos ha ofrecido y, respecto a los trámites, digamos paralelos, ya nos da un precio cerrado, mientras que la gestoría los deja abiertos a lo que nos cobre su abogado.

Por deducción, comparando lo que nos dicen en la gestoría y en el despacho de Luis lo que nos van a costar los impuestos y los trámites, con el coste total que nos da la compañía de seguros, me da la impresión de que ésta cobra más de 3.000€ de honorarios, pero como no lo desglosan, pues no lo sé bien.

Bueno Marga, pues creo que estamos de acuerdo. Lo mejor será que propongamos a todos encargar el asunto al despacho de Luis y que Maca se ocupe de todo. ¿Te parece?

Ahora otra cosa más importante…

¡Oh, no! ¿Más cosas importantes?

¿Qué te parece si nos tomamos una copita? Veo que hay una mesa libre en la terraza y hace una noche cojonuda…

¡Olé, mi Paco! Si es que parece que me ha leído el pensamiento. ¡Que ya está bien de hablar de la herencia y los malditos presupuestos!

El presupuesto y la elección del despacho2020-06-10T08:29:55+00:00

La liquidación de impuestos, ¿puedo pedir una prórroga?

A ver, tengo la carrera de arquitectura y un máster en cálculo de estructuras; todo esto no puede ser tan complicado como para que yo no lo entienda.

A ver si libero mi mente y me centro.

Voy a leer otra vez el correo de Maca…

Pues nada, que ni por esas…

Mira, yo voy a empezar a redactar el correo para todos los primos, y a ver si escribiendo me aclaro mejor.

Email a todos los herederos

Ala, enviado. Ni lo releo ni lo repaso, que lo mismo me lío más.

No sé si habré logrado explicarme, pero lo sabremos pronto. Lo más seguro es que tenga una avalancha de correos con mil preguntas, veremos si puedo responder a algo.

Estoy empezando a estar hartita de este tema de la herencia envenenada.

La liquidación de impuestos, ¿puedo pedir una prórroga?2020-06-01T16:50:22+00:00

Spin off 2: Una resaca y un reparto de herencia en vida

Ring, ring.

¿Quién es?

Hola hija. ¿Estás ya de camino? Mira a ver si te da tiempo a comprar pan y ya de paso compra algún postre, que ya sabes que los domingos me gusta poner algo especial para tus sobrinos y hoy no me apetecía bajar… con esta ciática…

Buenos días, mamá. ¿Qué hora es?

Pues las 2. ¿No estarás dormida? Creí que vendrías a ayudarme con la comida.

¡Joder, las 2! A ver cómo salgo de esta.

No mamá, no estaba dormida. Es que estoy liada estudiando un posible proyecto para hacer como freelance y se me ha ido el santo al cielo. Salgo enseguida y no te preocupes, que ya sabes que mis hermanos siempre llegan muy tarde a comer.

La cagué. ¿Cómo me dejo yo liar así?

¡Puff que resaca tengo! Si es que ya no tengo edad…

Que hacía más de diez años que no escuchaba los pajaritos al volver a casa… ¿quién me manda a mi tomar chupitos?

Eso sí, nos lo pasamos bien. No recuerdo haberme reído tanto en mucho tiempo, al menos vestida…

Pero ahora verás, preparar comida, soportar la cara de mi madre. ¡Mis sobrinos gritando! No sé si puedo… ¡Oh no! Ahora me acuerdo. Para colmo, hay reunión en la cumbre y me toca a mí explicar lo de la herencia del tío Marciano y convencer a mi madre de que lo de repartir su herencia en vida no vale de mucho… a ver cómo sobrevivo a este día.

Empecemos por una ducha.

Una reunión familiar y un boletín de noticias

A la hora de la merienda…

Bueno hija ¿ya te has despejado de tu siestecita?

Sí mamá, estoy mucho mejor. Me ha sentado muy bien. Que he pasado mala noche.

Bueno. Me alegro, que eso de no dormir para hacer trabajos que no sabes si te van a pagar, debe sentar mal. Y ahora cuéntanos.

La pobre, como me cuida. ¿Será que es crédula o que las madres saben muy bien cómo hacerse las tontas? Bueno, al lío.

Lo de la herencia del tío creo que os ha quedado claro en la comida. Ya supongo que “claro” no es la palabra, pues todo está muy liado, pero vamos, que ya os he dado toda la información que tenemos.

Pasamos a lo de mamá y eso de repartir la herencia.

Según me dicen, no es tan fácil como parece ni tan buena idea.

Hija, pues no lo entiendo. Varias de mis amigas me dicen que lo han hecho. Y todo el mundo opina que ahora es buen momento, que con estos del PP se paga muy poco en impuestos, pero que, si llega “el coletas”, nos lo quitan todo. Y yo quiero dejar todo arreglado ahora, que no tengáis el lío que tenéis con la herencia del tío.

Mamá, son casos y cosas diferentes.

El reparto de la herencia en vida

Para repartir la herencia en vida, según me explican, habría que hacer una donación de tus bienes. O sea, de la mitad del piso (pues la otra mitad la recibimos ya por la herencia de papa) de tu dinero y de la parte de la casa del pueblo que es tuya. Esa donación tributa al 1%. A eso hay que sumar los gastos de notario y registro de la propiedad. Pero, además, es como si tu vendieras la casa, y tendrías que tributar en la renta por la supuesta ganancia que has tenido.

Pero si yo no gano nada. ¿Qué voy a tributar?

Pues si mama. Para Hacienda es como si la hubieras vendido y habría que tributar por la diferencia entre su valor actual y el de adquisición. Es un lío el cálculo, pero por lo visto se puede ir hasta los 10.000€ solo en la renta, más los otros gastos que he dicho, más la plusvalía municipal. Aunque también me dijo algo de que la vivienda habitual no cuenta.

Mientras que si la heredamos cuando fallezcas, si sigue la ley igual, nos evitamos ese gasto de la renta. Así que, económicamente, hoy por hoy no parece muy razonable hacer esto.

Lo que si me dicen es que debes hacer testamento. ¿Mamá tú has hecho testamento?

Si claro. Lo hice con tu padre. Hace muchos años. Hicimos testamento juntos. Todo lo mío para él y todo lo de él para mí. Y si faltaba alguno de nosotros, pues para vosotros.

Bueno, pues me dicen que si tienes una copia, que se la pases a Macu para que vea si está bien hecho o hay que modificarlo y no sé qué rollo de que hagas un poder. Pero que con tener testamento está listo el asunto.

Bueno, así que al final no puedo hacer lo que yo quiera con mis bienes. Pues todas mis amigas lo están haciendo. No sé yo si esa Macu se entera mucho.

Mamá, no te fíes mucho de lo que dice la gente. De todas formas, Macu me dijo que como ibas a decir eso, lo mejor es que vayas a verla un día y te lo explica todo. Que cada persona y cada situación es un mundo. Este es el mejor consejo para ti. Lo que hagan los demás puede ser bueno para ellos, pero no tiene porqué serlo para tu situación.

En resumen, que por lo me dices, no haga nada, y vaya a hablar con esa abogada. Al final siempre hay que ir a preguntar a alguien. Si lo sé no te encargo nada y lo hago yo directamente.

Efectivamente mama; siempre es mejor ir a consultar a un profesional.

Spin off 2: Una resaca y un reparto de herencia en vida2020-04-15T14:36:27+00:00